110. La bella lejanía

110. La bella lejanía

La bella lejanía | La Garúa Poesía

La bella lejanía

AUTOR >  Abel Santos

Colección La Garúa, 110

Prólogo de Manuel López Azorín

ISBN 978-84-125379-8-7

88 pág. 

PVP: 12,00 

SINOPSIS

La bella lejanía es un libro que apuesta por el amor. Amor hacia el hijo fruto de una relación ya extinta; amor incondicional a la poesía como forma de entender la existencia y, por supuesto, amor al matrimonio que fue y que ya no es. Abel Santos nos coge de la mano para hacernos transitar por versos que pretenden reparar el pasado, llenar vacíos o gritar donde antes solo había silencio. Un libro, que tras un Vía Crucis emocional y personal, busca la redención; y a fe que lo logra.

POEMAS

RÉGIMEN DE VISITAS

Siempre

que te entrego al amor 

de los brazos

de tu madre

 

(porque un ser tan hermoso

no lo hubiera conseguido hacer 

uno solo de nosotros),

 

qué fácil

es morir

y qué difícil es vivir 

cuando te digo 

adiós.

 

Hijo mío, 

acuérdate, 

acuérdate 

de mí:

 

sálvame.

 

***

 

PASANDO PÁGINA

 

para Gustavo Latrecchiana

yo soy apenas la burbuja 

que te refleja, que destruirás 

con sólo un parpadeo. 

Julio Cortázar

 

Ella

ya rehízo su mundo con su cara más bonita,

y cuando miro hacia atrás todo lo comprendo.

Sí, me hacía el amor, me protegía de los enemigos, 

y me daba la mano, retrasando el momento

de llevarse las cosas más bellas,

y me abrazaba, llorando de risa con mis chistes, 

pero sufría, sufría cuando no la veía nadie,

por mi corazón ya destrozado sin ella.

Yo me pasaría lo que me queda de vida triste

en la luz y la sombra de las calles

si la tristeza la retuviera conmigo,

si la tristeza me la trajera de vuelta.

Pero has de saber que la mujer de tus sueños

ya no atiende a razones, nostalgias o poemas:

ya había superado todo el duelo

un año antes de romper contigo.

 

***

 

OTRO POEMA DE UN AUTOR QUE ME ENCANTA

Seguramente no soy

el mejor poeta de mi generación,

pero nunca escribiré ni un solo verso 

del que mi corazón

se tenga que avergonzar.

 

Como este, por ejemplo, 

que se repite

cada mañana de domingo,

 

el único que merece hacerme inmortal:

 

cuando tengo visita con mi hijo 

y nos tiramos

juntos,

felices,

por el pequeño 

tobogán.

 

***

 

NO CONOCES MEJOR VINO QUE TU SANGRE

 

A pesar

de que los muros donde ahora habitas 

sean un desastre y la vida un poco más, 

revisa tus recuerdos y afirma

que fuiste un hombre

amado por la mujer de sus sueños

y que en la dura caída

te tendieron su mano

valerosos versos y enemigos.

 

Deja de pensar en rendirte o en beber 

—ya no eres esa clase de loco—: 

sabes que no hay mejor vino

que contemplar a tu sangre crecer 

aunque intentaran separarte de tu hijo.

 

Nosotros, tus viejos demonios, 

te veneramos y tratamos

como a un igual

al que aún no hemos logrado 

torcer.

 

Este es tu único camino.

 

 

PRENSA

Abel Santos | La Garúa Poesía

Abel Santos

(Barcelona, 1976).Ha publicado los libros de poesía Esencia (1998), El lado opuesto al viento (2010), Todo descansa en la superficie (2013), Jass (2016), Las lágrimas de Chet Baker caen a piscinas doradas 2016; segunda edición 2017), Huelga decir (2019), El camino de Angi (2020), Algo te queda (2022, libro con el que quedó finalista del XXIV Premio de Poesía Ciudad de Salamanca), y su Antología Poética Personal 1998-2014. Demasiado joven para el blues (2014). Algunos de sus poemas han sido traducidos al árabe clásico, al catalán y al inglés.

 

La bella lejanía

Colección La Garúa, 110 |  ISBN 978-84-125379-8-7 |  88 pág.  |  PVP: 12,00 

© La Garúa Poesía 2024 | Todos los derechos reservados